martes, 7 de febrero de 2017

Galletas Red Velvet para San Valentín

Galletas Red Velvet para San Valentin

Hola amigos! nos vamos adentrando en febrero y con esto estamos cada día más cerca de celebrar San Valentín y aunque yo soy de la opinión que el amor y cariño no se debe limitar a un solo día, también soy de las que no desaprovechan una fiesta y menos si hay chocolates involucrados jajaja.

Hoy he preparado estas Galletas Red Velvet que son un amor!! Si, si, a mi me gusta todo con chocolate pero en verdad estas galletas son distintas y creo haber hecho una excelente elección al prepararlas para esta fecha, y es que aunque son galletas son un poco tirando a bizcocho, es como el pastel Red Velvet, son tan suaves y literalmente una textura de terciopelo, coronado todo con un acabado tipo craquelado y un bombón de corazón para cerrar con broche de oro. Definitivamente, estas galletas me enamoraron y a mis peques ni les cuento, comían una tras otra y estaban encantados con ellas

No hay mucho que contar o explicar, solo recomendarles que las prueben y puedan disfrutar de ellas tanto como nosotros en casa y por cierto, esta receta da para 36 galletas grandotas jeje así que hay para todos!!


INGREDIENTES:

160 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
300 gramos de azúcar
3 huevos L
1 cucharada de buttermilk o leche
1 y 1/2 cucharadita de vainilla
2 cucharaditas de zumo de limón
5 cucharaditas de colorante alimenticio rojo
400 gramos de harina
2 cucharaditas de levadura para pasteles
1/4 cucharadita de bicarbonato de soda
1/2 cucharadita de sal
45 gramos de cocoa en polvo sin endulzar
Azúcar glas para rebosar y hacer el efecto craquelado
36 bombones de chocolate (opcional, para decorar)
50 gramos de chispas de chocolate blancas o negras (opcional)


PREPARACIÓN:

Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar hasta obtener una consistencia cremosa.


Agregamos los huevos uno a uno, hasta que se haya integrado por completo el anterior.


Agregamos el buttermilk o leche, la vainilla, zumo de limón  y colorante rojo.


En un recipiente mezclamos los ingredientes secos: la harina, levadura, bicarbonato, sal y cocoa.

A la preparación que tenemos le vamos agregando en tres partes la mezcla de ingredientes secos.


Al terminar de mezclar tendremos nuestra masa para galletas que si gustan pueden agregar chispas de chocolate también, yo no lo hice porque le puse los bombones encima.

Cubrimos con plástico de cocina y  refrigeramos por dos a cuatro horas para poder manejar la masa mejor.


Pasado el tiempo la masa seguirá suave pero más manejable, no es como la masa de las otro tipo de galletas que endurece a los 30 minutos.

Con la ayuda de dos cucharas o una cuchara para helados vamos tomando porciones de aproximadamente una y media cucharadas y formamos bolitas que rebosamos en abundante azúcar glas.


Las colocamos en una bandeja para hornear dejando espacio de dos pulgadas entre cada una de ellas.


Horneamos a 190°C por 18 a 20 minutos, dependerá del tamaño de las galletas.


Cuando estén listas veremos que ya se ha formado el craquelado sobre ellas, las retiramos del horno e inmediatamente (aún bien calientes) les presionamos el bombón de chocolate en el centro y dejamos enfriar por completo por unos 20 o 30 minutos más.


El resultado es un verdadero deleite para todos los sentidos


Y cada mordisco es sentir mariposas en el estómago y sentirte enamorado nuevamente, enamorado de estas delicias que son puro vicio!!


NOTAS:

** Al hacer las bolitas no se deben humedecer o engrasar las manos, simplemente tener un paño al lado para limpiarse
** Al rebosarlas en azúcar glas debe ser abundante para que el efecto craquelado luzca más vistoso.


Con esta receta participo en el Reto Postres con chocolate para San Valentín de facilísimo.com


Y recuerda que puedes encontrar más recetas en el Blog, seguir todas las novedades en mi FacebookTwitter Google+ o encontrar inspiración en mi Instagram Pinterest.

Y para no perderte de nada Suscríbete para recibir cada nueva receta :)



Maribel Sweet Blessings




sábado, 4 de febrero de 2017

Crostata di Mirtilli - Mini pies de arándanos


Hola hola a todos, aunque los sábados no suelo publicar receta hoy les traigo unos mini pies de arándanos que están buenísimos ya que es día de Reto de Cocina Regional Italiana, CRI al que nunca falto y es  organizado por mi amiga Maggie de El cajón desastre de Maggie y que con esta receta nos transporta hasta la región de Lombardia ubicada en el norte de Italia.

Bueno pues les cuento que recibí la receta y como ya les he contado anteriormente he estado en un corre corre terrible, pues vi los ingredientes y los anoté para comprar los arándanos, cuando llegué al supermercado me encontré con que estaban algo elevados de precio, para darles una idea estaban a aproximadamente 5 Euros los 100 gramos (no, yo se, los Euros no son mi moneda, pero es para globalizar el precio) y pues la receta me pedía para hacer una Crostata grande 500 gramos de arándanos, obviamente tenía que comprar más cosas y me llevé la cajita de los 100 gramos. Al comenzar a preparar la receta ví que al final decía que los arándanos se podían sustituir por moras jajaja seguramente mi maestra del colegio me habría llamado la atención por no leer el texto hasta el final.

Y pues aquí estoy, en lugar de una Crostata, tengo seis minis, por supuesto riquísimas y como ya me había decidido a cortar la receta pues ya no le puse los huevos que decía y la mantequilla la cambié por margarina para hacerla en versión vegana... Maggie!! tú no me regañes por favor!!

Aquí les dejo la receta original para que también la tengan 




Y aquí está mi mini versión vegana

INGREDIENTES:

80 gramos de harina
30 gramos de azúcar + otros 30 gramos de azúcar
50 gramos de margarina
25 ml de agua
80 gramos de arándanos


PREPARACIÓN:

En un recipiente con agua caliente agregamos 30 gramos de azúcar hasta que se disuelva completamente y dejamos en remojo los arándanos.

Colocamos el azúcar, harina y margarina en un recipiente y con la ayuda de un tenedor o un cortapastas comenzamos a mezclarlos. 


Cuando tenga apariencia de copos de avena agregamos el agua y terminamos de integrar y amasar hasta formar una bola suave y homogénea, la cual refrigeraremos por 30 minutos.


Luego estiramos la masa hasta 1/2 cm de espesor y con la ayuda de un cortador circular de 12 a 15 cm vamos haciendo las mini bases.


Como mi idea inicial era enviarlos como merienda a los peques, cada círculo lo puse en una capsula para cupcakes, igual se pueden poner directamente en el molde.

Luego se rellenan de los arándanos escurridos y se espolvorean con un poco más de azúcar.


Horneamos a 180°C por 18 a 20 minutos hasta que estén ligeramente dorados de los bordes, retiramos del horno y dejamos enfriar un poco.


Como imaginarán ya no llegaron para la merienda del cole y los devoraron en el mismo momento, quedan deliciosos fríos o tibios.


No olvides pasar visitando el resto de Crostatas aquí!!



Y recuerda que puedes encontrar más recetas en el Blog, seguir todas las novedades en mi FacebookTwitter Google+ o encontrar inspiración en mi Instagram Pinterest.

Y para no perderte de nada Suscríbete para recibir cada nueva receta :)







miércoles, 1 de febrero de 2017

Dorayakis


Hola a todos! Empezamos el mes de febrero en el que espero poder traer muchos dulcitos ricos para compartir, empezando por hoy con estos Dorayakis que han  sido todo un descubrimiento para mi.

Resulta que como saben, el 1 de cada mes venimos con el Reto Cocina de Película organizado por Elena de Dulces Helen´s y por sorteo se elige a una participante quien a su vez elige una peli para poder elaborar una receta basada en ella. Este mes Montse de No sin mi taper ha elegido "Una pastelería en Tokio" una película muy linda y para no enredarme que no se explicar bien esto del cine les dejo la sinopsis de filmaffinitySentaro tiene una pequeña pastelería en Tokio en la que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de una salsa llamada "an"). Cuando una simpática anciana se ofrece a ayudarle, él accede de mala gana, pero ella le demuestra que tiene un don especial para hacer "an". Gracias a su receta secreta, el pequeño negocio comienza a prosperar. Con el paso del tiempo, Sentaro y la anciana abrirán sus corazones para confiarse sus viejas heridas.


Pues como les comentaba al principio, esta receta fue una sorpresa el resultada para mi. La vi y pensé... bueno mi abue decía que "hay que probar de todo", también recordé que una comida típica dulce de aquí es con frijol/ judías dulce también, así que me tiré al agua jaja y el resultado a todos, hasta a los peques les gustó y es que básicamente son hotcakes pequeños con un relleno de anko.

Así que vamos con la receta con la que obtuve aproximadamente 8 dorayakis de 12 cm de diámetro.

INGREDIENTES:

Bizcochitos (hotcakes)
165 gramos de harina
4 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de levadura de pasteles
½ cucharadita de bicarbonato
½ cucharadita de sal
180 ml de leche
2 huevos
1 cucharadita de vainilla
3 cucharadas de aceite

Anko (relleno)
100 gramos de judías rojas cocidas
100 gramos de azúcar morena


PREPARACIÓN:


Comenzamos preparando el anko para lo cual solamente colocamos en un cazo pequeño los 100 gramos de judías cocidas con los 100 gramos de azúcar morena.


Ponemos a fuego bajo para que se derrita el azúcar y comience a caramelizarse, tipo una mermelada.
**Sube mucho y suelta mucho líquido, está bien, solo debemos estar atentos.


Revolvemos constantemente con una cuchara de madera para evitar que se caiga, y estará listo cuando al pasar la cuchara por el centro ésta deja un camino. Aún estará bastante líquido pero al enfriarse espesa.


Mientras reposa y enfría el anko, prepararemos los bizcochitos como tradicionalmente hacemos los hotcakes.

Mezclamos todos los ingredientes y en una sartén vamos poniendo la mezcla para formar los hotcakes, en mi caso utilizo mi sartén de 4 discos pequeños.


Para armar los dorayakis, tomamos un hotcake, le ponemos en el centro un poco del anko y colocamos otro hotcake encima para cerrarlo y hacer un tipo sandwich.


El resultado es algo así, un bocadillo dulce que definitivamente no te dejará indiferente y al prepararlo no solo lo disfrutarás sino que habrás aprendido una receta típica de Japón ☺


Igual, si no te animas con el anko, siempre puedes rellenarlos de chocolate, mermelada o lo que más te guste 

No te olvides de visitar Dulces Helen´s para ver todas las propuestas inspiradas en Una pastelería en Tokio



Recuerda que puedes encontrar más recetas en el Blog, seguir todas las novedades en mi FacebookTwitter Google+ o encontrar inspiración en mi Instagram Pinterest.

Y para no perderte de nada Suscríbete para recibir cada nueva receta :)





miércoles, 25 de enero de 2017

Galletas de chocolate fáciles


Hola amig@s! Después de una semana superalocada ya estoy de vuelta. Recuerdan que les había comentado de la vuelta al cole de mis peques, pues la semana pasada empezaron y por más que trataba de "organizarme" para que me alcanzara el tiempo no lo conseguí, apuntaba, planificaba, me despertaba a las 3:45 y nada, el día se me pasaba volando y no llegaba a realizar todo lo que yo esperaba, para colmo con el clima tan frío y las madrugadas extremas los peques se resfriaron... en fin, esperemos que esta semana sea mejor ☺

Como debemos ser optimistas y para levantar el ánimo preparé estas galletas de chocolate que son muy fáciles, obviamente en casa no hay mal que el chocolate no cure jejeje así que estás galletitas son el remedio perfecto para sobrellevar cualquier inconveniente.

Hoy es día de reunión con las chicas de Una galleta, un cuento, como ya saben es un simpático proyecto organizado por Patty de Patty´s Cake en el que una participante elige un cuento para hacer una mega fiesta. Este mes ha sido Lidia de Nunca es demasiado dulce la encargada de elegir el cuento y para agrado de todas el cuento es Las mil y una noches, la recopilación de cuentos árabes entrelazados originada alrededor del año 850 donde el Sultán Schariar es engañado por su esposa, la decapita y ordena que le "consigan" una esposa nueva cada noche, hasta que una doncella planea contarle una historia y alargar el final hasta la noche siguiente para evitar su muerte, forman parte de estas historias Aladino, Alibabá, Simbad el marino, entre otras y después de mil y una noches de historias el sultán retira la pena y viven felices para siempre. 

Bueno pues como les decía al comienzo, no hay nada que se resista al chocolate y por eso mis galletas son de chocolate, van con las historias de amor, de aventura o suspenso y si son fáciles de preparar pues mejor, tenemos más tiempo para leer estos cuentos o celebrar a lo grande.

Podemos disfrutarlas así tal cual o decorarlas de acuerdo a la ocasión, yo les he puesto un poco de brillo comestible y algo como mandalas (según yo jeje) con Royal Icing


INGREDIENTES: para 24 galletas medianas

1/2 taza de mantequilla = 115 gramos
1/2 taza de harina = 85 gramos
1/2 taza de azúcar = 115 gramos
1/2 taza de cocoa sin endulzar = 50 gramos
1 cucharadita de vainilla


PREPARACIÓN:

Mezclamos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa y uniforme, entonces agregamos vainilla, harina y cocoa y seguimos mezclando hasta que sea una masa suave y ligeramente pegajosa. Refrigeramos 1 a 2 horas.


Sacamos la masa del refrigerador y hacemos pequeñas bolitas de una cucharada aproximadamente y con los dedos las aplanamos y colocamos en una placa para hornear.


Horneamos a 180°C por 15 a 20 minutos (yo exactamente 17 minutos) y cuando estén listas las dejamos enfriar completamente en la misma placa para evitar que se quiebren por la cantidad de mantequilla que llevan.

Luego ya podemos decorar o comenzar a disfrutar, el sabor es riquísimo, chocolate intenso como lo recetó el médico jeje


Recuerda pasar visitando el resto de maravillosas propuestas que han hecho las compis aqui!!



Recuerda que puedes encontrar más recetas en el Blog, seguir todas las novedades en mi FacebookTwitter Google+ o encontrar inspiración en mi Instagram Pinterest.

Y para no perderte de nada Suscríbete para recibir cada nueva receta :)






martes, 10 de enero de 2017

Bizcocho de Plátano y Fresas


Hola a todos, ya vamos cogiendo el ritmo de este año y como si nada ya casi estamos a mitad de mes, sin duda el tiempo va volando y no espera a nadie. Pero mientras disfrutamos de cada momento que la vida nos regala podemos degustar una rebanadita, o dos o tres, de este bizcocho tan suave y delicioso que nadie puede resistirse a él.

Y por aquí me tienen con una receta más con plátanos, es que en casa nunca faltan, sin importar la época del año contamos con una gran dotación de plátanos que los peques disfrutan comiéndolos sin parar y yo que de vez en cuando hago algún dulce con ellos. Ahh pero no crean que por ser en bizcocho le hacen el feo, no, al contrario, los bizcochos de plátano son los más aclamados en casa y desaparecen en el mismo momento como por arte de magia.

El bizcoho de hoy es tipo loaf y combina plátanos y fresas, ya saben ese par infalible que siempre se llevan bien y así horneados, mmmmm son deliciosos. Lo mejor de todo es que como saben, hacer este tipo de bizcochos es facilísimo y se prepara en un abrir y cerrar de ojos, el tiempo de horneado si es un poquitín más largo pero es por el tipo de molde que utilizo, porque horneado en moldes de pastel, rectangulares o redondos en 25 o máximo 30 minutos está listo, pero a mi me gusta que quede alto para que se pueda apreciar más lo esponjoso y suave que es y lo vistoso que queda.

Así que sin más, los invito a preparar y sin duda disfrutar de este bizcocho que es riquísimo :) 


INGREDIENTES:

220 gramos de harina
70 ml de aceite vegetal
200 gramos de azúcar
2 huevos L
400 gramos de plátanos maduros, pelados y hechos puré grueso
1 cucharadita de bicarbonato 
1 cucharadita de levadura para pasteles (tipo royal)
1/4 cucharadita de sal
100 gramos de fresas cortadas en trozos


PREPARACIÓN:

Batimos a velocidad media los huevos con el aceite y azúcar hasta que los veamos espumosos y pálidos.


Agregamos el puré de plátanos, harina, sal, bicarbonato y levadura. Mezclamos a velocidad baja solo hasta integrar.


Añadimos las fresas en trozos y mezclamos solo por unos segundos o bien las mezclamos con una espátula.


Vertimos en un molde tipo loaf previamente engrasado y enharinado, si lo deseas puedes colocarle al molde papel de cocina en el fondo, el cual también deberás engrasar. Y horneamos a 180°C por 55 a 65 minutos o hasta que al insertar un palito de madera, salga limpio.


Retiramos del horno, dejamos reposar al menos 15 minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar completamente antes de cortar y servir.


Como ves, no tengo remedio, el pan es delicioso solito o como yo, con mucha Nutella jejeje-

***Opcional: a mi me gusta ponerle un par de cucharadas de azúcar encima antes de hornear y así cuando esté listo tendrá una capita fina y crujiente por encima.


Recuerda que puedes encontrar más recetas en el Blog, seguir todas las novedades en mi FacebookTwitter Google+ o encontrar inspiración en mi Instagram Pinterest.

Y para no perderte de nada Suscríbete para recibir cada nueva receta :)